Alimentación y agua potable

DERECHOS BÁSICOS

No podemos estar ajenos a una realidad muy preocupante que es la desnutrición crónica infantil ya que un 27 % de niños padece de ella en nuestro país, y en el caso de la niñez indígena es de un 39 %, esto es muy preocupante.

Con la llegada de la pandemia no se han podido realizar nuevos censos para actualizar las cifras, y en los últimos registros se evidencia incremento.

Los nutrientes en los primeros años de vida son esenciales para el desarrollo mental y físico, estos deben ser controlados y dirigidos con un plan desde el vientre de la madre en adelante.

No se puede concebir que los menores de edad crezcan sin una alimentación acorde a su edad y además deben tener acceso en sus hogares al agua potable, dos DERECHOS BÁSICOS.

Al cubrir estos dos temas tan importantes estamos desde ya formando niños con una mejor calidad de vida y un futuro prometedor.

El Ministerio de Salud junto a organismos internacionales y con el Gobierno tiene que trabajar arduamente desde ya,  para que este número alarmante no ascienda.

Es un reto titánico para el gobierno, para que las desnutrición desaparezca, ya que el Ecuador se encuentra en el segundo país en ( DCI ) Desnutrición Crónica Infantil , detrás de Guatemala.

Ahora veo con lástima todos los alimentos que se perdieron en el paro, que hubieran servido para esta causa. No es justo que un país tan rico en diferentes tipos de producción alimenticia esté pasando por estos duros momentos, siendo los niños más indefensos de la Patria los que pagan los platos rotos.

No solo es cuestión de charlas sobre alimentación, sino también ver la manera que las madres de estos pequeños puedan tener acceso a los alimentos básicos de desarrollo según lo que cada niño requiere, porque cada niño es diferente en tolerancia alimenticia.

Estamos muy pendientes del bienestar de los niños ecuatorianos, que necesitan de otras voces para que escuchen su clamor.