Niños y niñas vivenciaron su graduación tras culminar sus primeros estudios. FOTO M.S. LA GACETA

Los alumnos del Servicio de Atención Familiar para la Primera Infancia (Safpi) del Ministerio de Educación, la mañana de este martes, en el Teatro de la Casa de la Cultura Núcleo de Cotopaxi se incorporaron. La estrategia consiste en el apoyo personalizado donde el docente asiste al domicilio.

Muy elegantes y acompañados de los padres de familia asistieron los niños de inicial 1 y 2 a su primera graduación.  Víctor Olivo, director Distrital de Educación en Latacunga, manifestó que el Safpi es uno de los servicios de atención para la primera infancia, se establece para un trabajo directo con las familias de niños y niñas que no asisten a los centros educativos y mediante diversas estrategias educativas fortalecen por sus capacidades para cumplir de forma su responsabilidad frente al desarrollo integral.  

A la vez, dinamiza la acción comunitaria y las estrategias intersectoriales en función de alcanzar impactos educativos sostenidos y participativos. Es un servicio no institucionalizado que bajo la gestión y apoyo del Ministerio de Educación trabaja con estudiantes de 3 a 5 años de edad.

Añadió que existen maestras con verdadera vocación donde han vivido muchas anécdotas buenas y malas, pero que les ha ayudado como profesionales para formarse como seres humanos. dijo sentirse muy agradecida con los padres que les han abierto las puertas de su casa “porque hoy en día es muy difícil confiar en alguien”.

Fueron ocho maestras las involucradas y 172 estudiantes que se graduaron. Las diferentes autoridades que integraron la mesa directiva les colocaron el birrete y les entregaron su diploma.

Los padres de familia muy orgullosos fotografiaban el momento. Diana Analuisa, madre de Marlon Muñoz, de 4 años de edad. Comentó que durante un año estudió su hijo, incluso corroboró diciendo que las profesoras le visitaron en su domicilio sin costo alguno. “Una emoción grande al ver su primera graduación”, finalizó. (I)