Jorge Proaño, director distrital de Salud Latacunga. FOTO J.P. LA GACETA

Actualmente hay más de 5000 personas privadas de la libertad en CRS, son atendidos por un contingente de 35 profesionales especializados en salud.

El equipo conformado por: 11 médicos, 11 enfermeras, 2 psicólogos, 1 obstetra, 4 auxiliarles de farmacia y demás, atienden con horarios continuos que abarcan la noche y el día, en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi.

Jorge Proaño, director distrital de Salud Latacunga, comunicó que tras asumir el cargo, uno de los primeros centros de salud que visitó fue del Centro de Rehabilitación, para constatar que no haya desabastecimiento de medicamentos y esos tengan fechas vigentes.

“Constatamos que el stock de medicamentos que pertenecen al primer nivel de atención, están en buen estado”, aseguró. A la par, solicitó al personal médico, que remita reportes diarios sobre estas temáticas.

De acuerdo a la autoridad médica, el perfil epidemiológico de los internos se asocia con las enfermedades respiratorias, y gastrointestinales. Esta última estaría relacionada a los malos alimenticios y calidad del agua, “son varios factores que confluyen”, aseguró.

Seguridad

‘Nelly’ nombre protegido, trabaja en el CRS, contó que el grupo de asistencia médica, así como muchas de las personas que prestan sus servicios dentro del centro, viven en constante “zozobra” por las riñas entre los PPL.

Sin embargo, Proaño afirmó que se firmaron convenios interinstitucionales para que el personal médico esté protegido ante cualquier elemento o factor que amenace su seguridad.

Cada seis meses el personal debe “rotar”, desde el 1 de julio, será otro grupo de galenos y ayudantes quienes estarán al frente del cuidado de los privados de la libertad. Previamente son capacitados para atender a los internos. (I)