En la gráfica el niño afectado y el perro que lo atacó.

Madre del niño mordido por un perro en el sector de las Bethlemitas exige que las autoridades respectivas del Municipio trabajen por hacer cumplir lo que señala la Ordenanza de Tenencia, cuidado de animales.

Milton Paredes, responsable de Salud del Distrito Latacunga, explicó que el trabajo que cumple el ministerio ante las mordeduras de perros a humanos, implica un proceso de investigación para prevenir un posible contagio de rabia.

Comentó que en lo que va del presente año, el Distrito de Salud de Latacunga, lleva registrado un total de 460 personas mordidas por perros y gatos, aclaró que en ninguno de estos casos se han establecido casos de rabia; aclaró que en la provincia por más de 15 años no se han presentado casos de rabia lo que significa que se ha erradicado dicha enfermedad en la provincia y el país.

Recordó que al momento que es reportada la mordedura de un perro a una persona, personal de la institución realiza un seguimiento por el lapso de 10 días al animal, por ello la recomendación de las autoridades es que al momento que alguien sea mordido por un animal el mismo no sea sacrificado.

Apuntó que el Ministerio de Salud cuenta con la vacuna antirrábica humana que es aplicada a personas que no han podido realizar el seguimiento del animal y que la herida haya sido de magnitud.

El 2018, el Distrito de Latacunga, cerró con 461 reportados, hoy a dos meses de la finalización el año, llevan registrados 460 en diferentes grupos etáreos; comentó que la presencia de perros callejeros se ha convertido en una plaga urbana, por lo tanto controlar aquello no es responsabilidad del MSP sino del GAD Municipal sobre la tenencia, cuidado de los animales y su uso, por ello el municipio debería colaborar  con lo que significa la tenencia adecuada de los animales, realizar campaña de esterilización y la creación de albergues.

Entre las personas afectadas por mordeduras de perros están niños, adolescentes, adultos y adultos mayores dentro del cantón Latacunga, dijo que entre los diferentes casos de mordeduras han existido pacientes con mordeduras graves en la cara, cabeza, brazos, lo que ha motivado que los pacientes sean derivados a los pacientes para ser curadas las mordeduras y en algunos casos han existido niños que han sido derivados a hospitales como el Baca Ortiz en Quito.

Paredes, indicó que durante el último feriado un niño fue atacado por un perro aparentemente callejero en el parque infantil de las Bethlemitas, en el sur de la ciudad, donde el animal tenía su casa entre los juegos infantiles del sector, se le está haciendo un seguimiento y no tiene ninguna complicación, mientras tanto el niño fue dado de alta del Hospital Baca Ortiz de Quito.

Dentro de este caso, conversamos con la señora Paola Pérez, madre del niño que fue mordido por el perro, tiene su casa cerca del parque infantil, al momento que se encontraba jugando con el padre, fue atacado por el perro, inmediatamente el menor fue trasladado al Hospital General y seguidamente fue transferido al Baca Ortiz, donde el diagnóstico médico era que el niña tenía roto el conducto lagrimal y fue intervenido, actualmente tiene dos semanas de reposo  y luego un nuevo control.

La denuncia sobre la mordedura fue puesta en el Distrito de Salud como también en la Dirección de Ambiente del Municipio, y que hasta el momento no ha tenido ninguna respuesta con base a lo que establece la Ordenanza, por ello demanda trabajo de las autoridades y que a base a las ordenanza realicen controles y que respondan por el hecho suscitado, dijo la madre de familia. (I)