Elecciones Seccionales

Luego que ya pasó lo peor de la pandemia y el paro llevado a cabo por la CONAIE;  desde luego, no todo está arreglado de este acontecimiento. Vienen los 90 días para que los integrantes de las comisiones respiren profundamente, a fin de lograr nuevos acuerdos para que la paz y los caminos del progreso social lleguen para  los ecuatorianos y de manera especial para los actores principales de los 18 días de manifestaciones, movilizaciones, suspensión de labores, presos, heridos, muertos, investigaciones y juicios para  los autores de los daños que causaron conmoción nacional.

El acápite de pérdidas millonarias en la economía y daños a la propiedad pública, merecen ser analizados  de manera seria, luego tomar correctivos para que a futuro, no sean motivo de rencillas para quebrantar la unidad de los ecuatorianos, llamados todos a labrar el futuro y progreso de este  hermoso  Ecuador.

Parecería que siete meses que faltan para las elecciones seccionales, a llevarse a cabo en febrero del próximo año es un tiempo largo, NO, NO ES ASÍ, ES CORTO, Y DEBE SER UN PERIODO DE REFLEXION, para que todos los ecuatorianos, por fin tomemos las riendas de nuestros impulsos y actuemos alejados de la emoción que causan los discursos y ofrecimientos de los candidatos que aspiran a dirigir los gobiernos locales.

Por favor “no tengamos miedo ni asco a la política” ; veamos en ella la herramienta  más idónea para cambiar la realidad de nuestra vecindad, de la Parroquia, del Cantón, de la Provincia, vamos de las partes al todo; no esperemos que el Presidente de la República, que el Prefecto, Alcalde o Presidente de la Junta Parroquial, nos resuelvan nuestros problemas. Recuerdo en mis lecturas a John F. Kennedy, cuando se dirigía a sus ciudadanos les decía: “Compatriotas no pregunten qué puede hacer su País por ustedes; pregunten: qué pueden hacer ustedes por su País”.  Claro que frases de esta clase, deben ser manifestadas por individuos  que han demostrado un comportamiento correcto en la política o en su trayectoria como ciudadan@s.

Eso es lo que tenemos que buscar en las personas que pretenden dirigir los destinos locales: FRANQUEZA, AMOR A SU PUEBLO, HONRADEZ Y CAPACIDAD.  En nuestra provincia si los hay, sólo nos queda a la hora de decidir nuestro voto, hacerlo con seriedad y conocimiento. (O)