Cerca de 400 comerciantes laboran diariamente en el lugar.

El Mercado Cerrado de Latacunga, cuenta con espacios para recibir comerciantes que deseen vincularse al formalismo.

El comercio informal es uno de los problemas urbanos más complicados de resolver en la ciudad, de acuerdo al censo que realizó el exalcalde, Patricio Sánchez, en su primera fase de su administración (2014) habían más de 100 personas que se dedicaban a esta actividad, la actual administración no cuenta con cifras actuales de esta incidencia.

Lo visible, es que continúan ocupando los espacios del barrio El Salto (Avenida Amazonas, Antonia Vela, 5 de Junio) y a los alrededores de la Terminal Terrestre de Latacunga.

El alcalde, Byron Cárdenas, contó que se realizó el esfuerzo de ubicar a los ambulantes en plazas y mercados, sin éxito, debido a que la mayoría regresa a las calles por la comodidad de no tener que pagar arriendos, ni realizar documentación necesaria para ejercer el comercio formal.

Lucía Vivanco, administradora del Mercado Cerrado, dio a conocer que dentro del lugar existen 50 espacios disponibles para que los comerciantes puedan hacer uso. Estos están ubicados en el primer piso, en la zona de legumbres y frutas.

La Administradora explicó que aquellos que deseen arrendar estos espacios deben presentar una solicitud dirigida al Director de Servicios Públicos, David Tamayo. Esto es previo a la visualización del sitio.

Una vez aprobado el requerimiento, llega a la oficina de Administración, para realizar un proceso de factibilidad. Para ello el o la interesada deberán presentar toda la documentación en regla (cédula, papeleta, certificado de no adeudar al municipio, RUC, patente municipal).

Los arriendos dependen del metraje (tamaño) del local o isla, varían desde los 16 hasta los 60 dólares mensuales. (I)