Es un verdadero honor cumplir un año más de vida aportando a la ciudadanía cotopaxense con nuestra labor cotidiana que es la de informar, contar la historia paso a paso de esta tierra bendita.

Pues en esta ocasión tenemos un doble festejo, no solamente celebramos el aniversario de nuestro periódico, sino también los 100 años de vida de su fundador, Rafael Sandoval Pástor, quien con su ejemplo y tenacidad ha dado permanencia y credibilidad al principal medio de comunicación de la provincia y uno de los principales del país.

En este aniversario, es un deber decir que ha sido una suerte haber contado con un maestro como mi padre, hombre pluralista, honrado, pero, sobre todo, un ser humano positivo, un hombre que ha amado a su tierra y a su profesión sin límites, es por eso que, sin dudarlo, ha llegado tan lejos.

Sus hijos los que nos encontramos al frente de esta gran empresa, seguimos los pasos de su importante legado, es un compromiso enorme, que cada día nos obliga a seguir superándonos.

Tenemos un dolor muy grande en el corazón, no poder festejar como se merecen estos dos acontecimientos tan importantes; sin embargo, sabemos que muy pronto lo haremos, la espera valdrá la pena, porque tendrá aún mayor significado, pues habremos dejado atrás otra gran prueba que el destino nos ha presentado.

Sólo quiero decir fuertemente, ¡FELIZ ANIVERSARIO!

¡FELIZ CUMPLEAÑOS PAPITO!, en tu primer siglo de vida. Que Dios nos bendiga y nos siga llevando hacia el camino del progreso.(O)