Si el 12 de abril de 1968 nos preguntaban sobre nuestro destino, seguramente hubiésemos contestado que hemos escrito nuestro primer año; claro, sin saber lo que la vida nos tenía reservado, pasar el medio siglo y continuar adelante. Y si ahora nos preguntan hacia dónde vamos, diremos que la respuesta está en manos de la Providencia.

Manifestamos que, un privilegio significaba para La Gaceta, hallarse entre los primeros periódicos del país en cuento a su permanencia se refiere; no podemos salir de la modestia. En efecto, algunos órganos de la prensa escrita por tal o cual razón debieron suspender sus ediciones; otros que habiendo comenzado quincenarios, avanzaron al diarismo.

Pero el caso de La Gaceta es que comenzó de diario y continúa con esta modalidad tan propia y que se ha convertido en parte de la comunidad.

No ha sido para nosotros esta permanencia y secuencia tan fácil, pues nuestro quehacer periodístico ha estado matizado por una lucha permanente contra tantos factores y sorpresas.

Sin embargo, nos mantuvimos en nuestra línea y así seguiremos adelante, fijo el norte en el cumplimiento del deber, en el cual se afianza nuestra doctrina sin que nadie pueda arredrarnos.

Este aniversario coincide con la inauguración de un nuevo gobierno que se posesionará el 24 de mayo próximo. Auguramos mejores días para la Patria, en los que prevalezca la paz social, el respeto a los Derechos Humanos, el equilibrio económico, el fortalecimiento de los sistemas de salud y educación, entre otros tantos tópicos fundamentales para el desarrollo de nuestro pueblo. (O)