El objetivo es el de identificar si existen casos COVID en los comerciantes para que se tomen los protocolos de bioseguridad y tengan un acompañamiento de los médicos del Patronato con el tratamiento correspondiente.

Lucia Vivanco, administradora del Mercado Cerrado, manifestó que con el propósito de garantizar a la ciudadanía que los comerciantes se encuentren en óptimas condiciones en su estado de salud, en coordinación con el Patronato Municipal de Latacunga aplicaron 750 pruebas COVID a los comerciantes y ayudantes del mercado.

Indicó que, en el caso de existir personas positivas en las pruebas Covid los comerciantes debían acudir al dispensario médico existente en la central de abastos donde les darán a conocer el tratamiento y un seguimiento hasta que puedan regresar a sus puestos de trabajo.

Una vez que finalizaron la recolección de las pruebas iban hacer un balance de cuántos casos positivos se registraron, por lo pronto continuarán aplicando los protocolos de bioseguridad como es el uso de las mascarillas, distanciamiento social y uso del alcohol.

Dijo que como administración trabajan en las nuevas disposiciones del COE Nacional, los días que no son feriados mantienen un poco menos del aforo permitido por el COE, pero trabajan en la aplicación de esta medida el sábado donde existe mayor aglomeración de gente. Hasta el momento el 95% de los comerciantes del Mercado Cerrado han cumplido con la vacunación, el 5% se rehúsan a ser vacunados por temas de religión o porque no creen en las vacunas. En el caso de los comerciantes que no están vacuna