CNE en Cotopaxi. FOTO N.CH. LA GACETA

Los candidatos deberán limitarse a dar a conocer las propuestas y el plan de trabajo en la campaña.

 A nivel nacional desde el 5 de febrero inicia la campaña electoral, tiempo en el que los candidatos que están postulando a las diferentes dignidades podrán dar a conocer sus propuestas y realizar la campaña electoral hasta el 21 de marzo próximo.

En ese sentido, Gavino Vargas, coordinador Provincial del CNE, aclaró que de acuerdo a las normas establecidas a nivel nacional, los candidatos no pueden exceder el límite de gastos establecidos para cada dignidad y que el Consejo Electoral únicamente pagará la difusión a través de los medios de comunicación con el 30% del Presupuesto General del Estado para la promoción electoral que es de 16 mil dólares.

Los candidatos no podrán rebasar el límite del gasto electoral, la provincia de Cotopaxi tiene 365 mil electores que sufragarán este 24 de marzo, para este proceso el Consejo Electoral ha fijado 0,15 centavos por persona ese valor multiplicado por el número total de electores da un total de 54 mil dólares, que podrán gastar los candidatos a la prefectura de Cotopaxi.

Para la dignidad de alcalde en el caso de Latacunga se destinará 9147,26 dólares, mientras que para el resto de cantones el estado asignará 4 mil dólares, cabe destacar que el Consejo Electoral paga únicamente la difusión más no la producción del material “De ahí la elaboración debe correr de cuenta del candidato y al final se deberá presentar el justificativo del gasto electoral”, agregó Vargas.

Explicó que, en los 45 días de la campaña electoral, los funcionarios del CNE realizará recorridos constantes para recopilar las evidencias y al final de la campaña realizar un cruce de cuentas y ver el monto total que se destinó para esta actividad.

Destacó que está prohibido el uso de voz e imágenes de niños, niñas y adolescentes en la promoción electoral, para eso deberán tener un documento notariado que autorice hacerlo, además sostuvo que las distintas tiendas no pueden utilizar las letras de canciones y música sin la autorización de los autores y compositores. (I)