Esta ciudad tiene un alarmante déficit de espacios verdes y de sano esparcimiento, ante esta realidad, hoy que se ha limpiado el cementerio del Shairucu ha quedado un inmenso espacio en el que se pretende hacer una casa de acogida, sin duda que será una gran obra para esta ciudad; pero lo ideal sería que ésta se haga en el fondo del terreno, o en una esquina y en lo demás se proyecte un hermoso lugar de sano esparcimiento, una área verde, de las que mucha falta hacen en la ciudad.
Sin duda que lo mismo se debe hacer donde antiguamente fue la cárcel, recordemos que donde hoy funciona el CAC (Centro de Atención Ciudadana), era la plaza de El Rosal, un lugar que nunca pudo haber sido utilizado para hacerse un centro comercial, como así fue el propósito de esta obra.
Como dice la ordenanza, jamás se puede utilizar una plaza o un espacio público como parque, para realizar alguna obra de infraestructura, esto sin embargo no fue un impedimento para que se construya este edificio.
La Municipalidad le está debiendo a esta ciudad, muchas áreas verdes, sin duda que se le debería pedir a Inmobiliar la antigua cárcel, para compensar de alguna manera lo que se hizo en la plaza de El Rosal.
Latacunga se ahoga en medio del cemento y nadie hace nada por revertir esta situación y darle oxígeno, al contrario, mejor se han empecinado las autoridades en botar los árboles y quitar los parterres.(O)