El otro día recorrimos el camino desde La Avelina hacia Tanicuchí y nos topamos con la desagradable sorpresa de que desde hace meses este trazado sigue destruido, con la tierra movida por el supuesto alcantarillado que estaban instalando, pero en esta ocasión habían dejado lo trabajos tirados, se habían robado la tubería que se encontraba a un lado y las aguas servidas, están saliendo por todas partes, a esto se le sumaba un camión que se había caído en uno de los huecos abiertos y no encontraban manera de sacarlo; en otras palabras, un verdadero desastre que refleja claramente la pobre gestión de nuestras autoridades, las que se jactan en decir que trabajan por la zona rural, pero la realidad es otra, como lo hemos podido constatar en un reportaje que sacamos en días pasados en este medio de comunicación.
Cuando llega la campaña política, cada uno de los personajes interesados dicen que hacen maravillas nunca antes vistas; pero el momento de recorrer los caminos de la provincia, la realidad es muy distinta a la que nos pintan, en lo que corresponde al camino mencionado, las autoridades dejaron la tubería botada por mucho tiempo, hasta que por último una parte de la misma se robaron y quedó abandonada a medias esta obra.
Recordemos que de este camino dependen muchas familias, esta es una de las arterias principales hacia Tanicuchí y ni siquiera por eso las autoridades son capaces de darle prioridad, en el medio de la misma, se encuentran haciendas productivas que necesitan de una buena ruta para sacar sus productos, restaurantes y muchos negocios más que no pueden vivir en medio de las aguas servidas y dependiendo de un trazado completamente destruido en el que con mucha frecuencia se caen los vehículos y quedan atrapados en lo que pretendía ser un alcantarillado.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =