Varias preocupaciones se presentan luego de que se cumplieron 18 días del paro nacional, una de ellas el pago del arriendo, que al no generar ingresos, la ciudadanía busca una solución a estos temas.

Las movilizaciones complicaron las actividades cotidianas de un importante número de personas, sobre todo de aquellas que viven del día a día. Es por eso que, deben buscar la forma de cumplir sus obligaciones.

De acuerdo a la Ley de Inquilinato, en el Art. 23, dispone que, el arrendatario puede solicitar la rebaja de las pensiones de arrendamiento cuando el local se halle en mal estado, por el uso natural o por causa de las cuales el arrendatario no sea responsable.

Esto dependerá de que se mantenga un contrato de alquiler, esto en algunas ocasiones, no se presenta o no se lo oficializa como estipula en los requisitos para estos fines.

Patricio Córdova, Jurisconsulto, dio a conocer que, en estos casos fortuitos, deberían presentarse los acuerdos entre las partes, con el fin de buscar una solución a estos inconvenientes que se presentan, sin embargo, recuerda que ni siquiera durante la pandemia COVID-19, se pudo canalizar el tema de arriendos.

Manifiesta que, debería prevalecer la solidaridad entre las partes, es decir, que se reconozca que no se pueden generar los ingresos, y acordar el pago, ya sea prorrateado, pagar una parte, u otra alternativa.

Se debe entender además que, existen personas que su único ingreso económico es el referente a los arriendos, algunos de ellos se encuentran dentro de los sectores vulnerables, por lo que todos estos temas se deben tomar en cuenta para solicitar un acuerdo.

Recalcando que, sería muy difícil invocar algún artículo de la ley para este tipo de temas o arreglos, por lo que siempre llama a que se lleguen a los acuerdos necesarios y posibles.