Mientras EE.UU sigue enviando contingente militar hacia Corea del Norte, el presidente de dicho país da declaraciones en las que indica lo fácil que les resultaría hundir a un portaaviones, entretanto esto ocurre un submarino nuclear se dirige hacia el punto de conflicto.
Estamos hablando de que dos potencias nucleares en cualquier momento podrían disparar y causar una catástrofe global; por todos los medios se debe evitar estas provocaciones de lado y lado para que no lleguen a mayores.
No estamos hablando solamente de simples amenazas, en las mismas se encuentra el futuro de gran parte de la humanidad, no podemos arriesgarnos a lo desconocido, recordemos que muchos países se encuentran en conflicto y están dispuestos a intervenir, por lo que tranquilamente podría estallar la tercera guerra mundial; algo que nadie quiere vivir y peor aún en estos tiempos difíciles en los que falta muchos elementos, que no podrían ser suplidos por los países vistos como acogientes de refugiados, que intentarían salir del conflicto.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − cinco =