Mientras en el país vivimos una zozobra constante y abrumante en muchos aspectos, ya sea por la falta cooperación y efectividad de parte de la Asamblea Nacional, la inseguridad, la falta de trabajo, y la inclemencia del tiempo, el pueblo tiene que poner buena cara.
El Ecuador es el país del Sí se puede y siempre se podrá! Esto nos demuestran nuestros buenos y grandes deportistas ya sean marchistas, ciclistas y futbolistas quienes dan el ejemplo de que en medio de la crisis, se puede con todo.
Nos dan el empuje y la alegría que deberían tener las bancadas en la Asamblea, no conformarse con criticar ni destruir a los otros partidos; por el contrario, saber que deben a los ecuatorianos la explicación de por qué se quedan paralizadas las propuestas.
Nuestros atletas a pesar de la pandemia, de la falta de presupuesto, de los obstáculos que enfrentan, da testimonio de que luchan día a día para lograr sus objetivos.
Me pregunto si haría falta inyectarles esa adrenalina que tienen los futbolistas en la Asamblea para ver si por lo menos leen todas las propuestas y sacan conclusiones o acuerdos.
Qué grave es para el pueblo poner siempre buena cara, porque esa actitud caracteriza a los ecuatorianos. Los damnificados, los desempleados, la gente enferma, demuestran su optimismo, pero es cruel saber que se quiere avanzar, pero no se logra tener el apoyo de la Asamblea, para transformar al país y ayudar a los más necesitados.
Al mal tiempo buena cara, dice el dicho. Cuánto tiempo más debemos esperar ? O qué cara quieren que pongamos al enfrentar el diario vivir sin oportunidades? Es mi pregunta y la del pueblo ecuatoriano.