La parroquia Aláquez está ubicada al norte de la urbe latacungueña.

Desde el GAD Parroquial se diseña un Plan de Seguridad y se ejecutan rondas nocturnas.

Los más de 4 mil habitantes de la parroquia Aláquez están distribuidos en sus 28 barrios, la mayoría de ellos organizados para participar en rondas nocturnas para impedir que la delincuencia haga de las suyas. A la par se diseña un Plan de Seguridad.

De acuerdo a Ángel Plazarte, vocal de la Junta Parroquial y principal de la Comisión de Seguridad y Riesgos, el Plan de Seguridad coordinará acciones conjuntas entre los moradores, autoridades y Policía Nacional.

“Sentimos que la Policía sola no abastece la demanda de seguridad de la parroquia, por ello necesitamos mejor coordinación, es lo más efectivo que puede haber porque se involucra toda la localidad”, dijo, mientras recordó que en los últimos meses se han desarrollado eventos lamentables: dos violaciones, y el fallecimiento de una persona.

Plazarte contó que una de las medidas adoptadas por los habitantes de la parroquia que ayuda a controlar – en cierta medida – el incremento de la inseguridad, es el compromiso de los propietarios de casas, departamentos, locales y demás inmuebles de no arrendar a personas desconocidas o que no tengan buenas referencias.

Yolanda Tapia, moradora de la parroquia, dio a conocer que esta medida se acató desde que los despuntes de hechos violentos tuvieron como principales protagonistas a personas de nacionalidades extranjeras en todo el país.

“Vimos que lo mejor era escuchar a los líderes barriales de no arrendar a cualquier persona, en mi caso no arriendo a gente que no conozco o que no tengo referencias (…) no es xenofobia es tener precaución por lo que puede pasar”, explicó la mujer.

En el barrio de Tapia las rondas nocturnas no se ejecutan con rigurosidad, debido a que el cambio de dirigentes hace que se pierda la secuencia, este no es un caso aislado. Según Plazarte, pese a los esfuerzos que se realizan desde la Junta Parroquial, no siempre se logra que todos colaboren.

“Este año, esperamos que haya mayor compromiso, las rondas nocturnas son una excelente estrategia para contrarrestar la delincuencia”, finalizó. (I)