Una parcela de maíz que ha sido afectada por la lluvia. FOTO M.S. LA GACETA

Tras pasar el fuerte invierno que habría generado una afectación en los campos, los recursos que se tienen no abastecen para volver a producir, por ello son  necesarias políticas públicas, para que las entidades vinculadas al desarrollo social se unan, de tal manera que se pueda ayudar y buscar las alternativas, para que el productor pueda emprender en una nueva siembra, dijo Olmedo Iza,  director de Fomento Productivo del GAD Cotopaxi.

La época invernal  fue prolongada y afectó a varios cultivos, tanto en el Subtrópico como en la Sierra. Tal es el caso de la cebada que debía  cosecharse en este momento, pero  alguna todavía está verde y se debe a la presencia excesiva del agua. El dejar de  llover, ayuda a que las espigas con el sol vaya madurándose, pero lamentablemente no se  ha dado, explicó  Iza.

Dijo que evidenció este inconveniente en las parcelas de los campesinos, por otro lado, en la producción del maíz y fréjol, los productores siembran en asocio, para que la caña del maíz  sirva de soporte al fréjol, “pero está débil y se ha roto, por lo tanto, el producto está en el piso, haciendo que la producción se eche a perder”.

Estimó que en el mejor de los casos, los productores van a tener la producción para la propia alimentación de la familia y no para el mercado, por lo tanto, hay una disminución de los productos y automáticamente suben los precios. Hoy se espera que en otras provincias haya producción, para que abastezca a esta localidad.

Manifestó el Director que la afectación es grande y los recursos que se tiene no abastecen para apoyar, por lo que son necesarias políticas públicas más globales, donde todas las instituciones que están vinculadas con el  desarrollo social  se puedan unir, como Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap),  BanEcuador, Gobierno Provincial, municipios, y los GAD parroquiales, de tal forma que se pueda ayudar y buscar las alternativas, para que el productor pueda tener los recursos adecuados para una nueva siembra.

Además, pidió estar conscientes de que se está viviendo una época, en la que se están dando cambios bruscos por la misma actividad humana y es el llamado  cambio climático, que lleva a sequías prolongadas y exceso de lluvias, porque se cambia el ciclo hidrológico, por lo que es preciso el uso eficiente del agua, no  solamente por el sistema de goteo o aspersión, sino manejar adecuadamente la humedad, para eso hace falta una nueva cultura de producción agropecuaria, al vivir en una época muy crítica y mucho más en los próximos años por el descenso energético.

Consideró que cambiar la estructura del pensamiento y modificar el sistema económico,  permitirá tener una sociedad más sustentable y adaptarse a las nuevas condiciones de vida como parte del día a día, no obstante, recalcó que el  agua y el petróleo serían dos elementos muy limitados y eso significa que se debe conformar un plan de adaptación para las nuevas condiciones de vida. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 10 =