Parece que cada vez somos más vulnerables a todo tipo de enfermedades causadas por virus, incluida la gripe, la faringitis estreptocócica o el resfriado común, de manera especial en la época de frío, cuando necesitamos mayores protecciones antivirales.

A diferencia de las infecciones bacterianas, que se pueden curar fácilmente con antibióticos, los virus hacen todo lo posible para resistir hasta que nuestros cuerpos finalmente luchan contra ellos. Este año es esencialmente importante protegernos de la Influenza o gripe y del brote del coronavirus o infección covid-19, que ya ha causado más de dos millones de muertes en el mundo.

Aquí se presenta algunas formas naturales de protegerse de los virus y mantener su sistema inmunológico fuerte.

El jengibre fresco y seco puede tratar una variedad de dolencias, incluidas infecciones virales y fiebres, contiene el aceite natural gingerol, que tiene potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que eliminan las toxinas del cuerpo; prepare en casa una infusión, corte un trozo de jengibre fresco y vierta agua hirviendo sobre él; agregue miel y limón y tendrá el remedio perfecto para el resfriado.

Las bayas de tilo se han utilizado a lo largo de la historia para reducir la gravedad y la duración de las infecciones virales; las dosis diarias de 60 ml para adultos y 30 ml para niños pueden llevar a una recuperación completa en tan solo tres días, bebiendo el jarabe que se encuentra en cualquier tienda naturista.

El ajo tiene una larga reputación como un potente antimicrobiano, con propiedades antibacterianas y antivirales, que son excelentes para combatir la gripe y el resfriado común; contiene el compuesto alicina, que fortalece la capacidad del sistema inmune para combatir los gérmenes y aumenta la respuesta de los glóbulos blancos a la lucha contra la enfermedad cuando se encuentran con virus.

El toronjil o melisa tiene varias propiedades antivirales que tratan eficazmente el resfriado común, la gripe y el herpes labial, el bálsamo de limón bloquea la unión de las células infectadas por virus a las células sanas, lo que disminuye la velocidad de propagación hasta volver más lento el proceso y detiene la acción viral dentro del cuerpo, con una infusión caliente de esta planta.

Aceites esenciales es una combinación extremadamente poderosa de limón, corteza de canela, clavo, romero y eucalipto. Tiene propiedades antisépticas, antimicrobianas, antibacterianas, antivirales e inmuno estimulantes. Esta mezcla de aceites esenciales se puede usar a través de un difusor que lo dispersa por toda la habitación.

Se ha demostrado que la caléndula combate los virus al reducir su capacidad de multiplicarse; contiene altos niveles de flavonoides que protegen a las células sanas de los radicales libres dañinos.

Nuestro país es una región con una extraordinaria riqueza florística, en donde se dispone de centenares de plantas que tienen propiedades múltiples, no solo para combatir a los virus sino a una gran variedad de enfermedades; convirtiéndose en un verdadero laboratorio farmacológico del Planeta. (O)