Arroparse bien es indispensable para enfrentar el frio.  

Las ciudades el callejón interandino, especialmente Latacunga, se ven azotados por una ola de intensos fríos, los expertos hablan de cómo proteger la salud en estos temporales.  

Desde mediados de julio, el clima se tornó intensamente frío en el callejón interandino; en Latacunga hubo madrugadas cuyas temperaturas estuvieron debajo de los 5 grados centígrados. Durante la segunda semana de agosto, los fríos se acompañaron de ráfagas de viento gélido y chubascos.

De acuerdo a los expertos, estos cambios climáticos en los que se enfrenta intensos fríos, pueden provocar daños en la salud. Andrés Lema, médico general dio a conocer que la temperatura corporal normal del cuerpo humano 37ºC, toda medida menor de 35ºC se denomina hipotermia.

Explicó que la hipotermia es en casos extremos, sin embargo, llamó a tomar varias medidas para compensar la pérdida de temperatura corporal por las variaciones climáticas

Recomendó comer frutas y verduras ricas en vitaminas A y C. Las frutas de temporada son las indicadas, además de mantenerse hidratado.

Abrigarse con ropa gruesa, proteger rostro y cabeza, cubrirse boca y nariz para evitar respirar aire frío. Los cambios bruscos de temperatura pueden afectar el sistema respiratorio, con gripe o influenza, faringitis, amigdalitis, bronquitis, neumonía o pulmonía, otitis y bronquiolitis.

Los más proclives a enfermarse son los niños, la explicación; los cilios (pequeñas vellocidades) y las mucosas nasales, el sistema de defensa natural que hay en la nariz, pierden movilidad con el frío, lo que impide que controlen el paso de microorganismos que por tanto penetran más profundamente en el organismo. “Tampoco pueden calentar el aire para que llegue a los pulmones a la temperatura adecuada”, señaló Lema.

También se ha hallado que ciertos virus, como por ejemplo el de la gripe, se cubren con una capa resistente que lo protege durante el frío lo que le ofrece la protección que necesita para pasar de persona a persona. Una vez que entra en el organismo esa capa de derrite en el tracto respiratorio haciendo que el virus infecte a las células. Otros factores asociados a las enfermedades típicas del invierno son la contaminación domiciliaria, provocada por la falta de ventilación, permanecer en lugares cerrados en contacto con otros niños, lo que facilita el contagio con personas infectadas, y los cambios bruscos de temperatura. Salir de casa al exterior puede suponer un salto de entre diez y hasta veinte grados los días muy fríos. (I)