Guissela Molina, asambleísta por Cotopaxi. Foto: GT./La Gaceta

Como asambleístas trabajarán por el cumplimiento de la agenda legislativa como es en el primer eje de educación que existe el libre ingreso a las universidades; en economía va a ser importante bajar las tasas de interés para los microempresarios.

Guissela Molina, asambleísta por Cotopaxi por el movimiento Pachakutik, manifestó que alcanzaron la presidencia de la Asamblea con Guadalupe LLori, pero no tuvieron ningún pacto con la derecha, más bien fue un consenso entre los asambleístas, recibiendo el apoyo de Izquierda Democrática, CREO y de los legisladores independientes.

Indicó que trabajará en la fiscalización irrestricta en lo referente a la Ley Amazónica, en el tema minero, petrolero. En el punto álgido que tienen es el compromiso de fiscalizar el trabajo realizado en la pandemia donde han recibido olvido y descuido, razón por la cual no existe un correcto plan de vacunación.

Explicó que su equipo de trabajo está integrado como asesores Pedro Aulestia, Alba Zurita y los dos asistentes que son oriundos de La Maná y que trabajaron con la legisladora durante la campaña electoral.

Dijo que deben conocer la reforma del Código Ambiental porque saben que a nivel de Cotopaxi existe una carencia de agua potable, por lo que pedirá a cada uno de los municipios que le informen sobre la utilización del presupuesto 2021 para proyectos de agua potable que fueron asignados.Manifestó que dentro del plan legislativo de los 100 días se encuentra el análisis de la Ley Humanitaria, porque lo único que hay que rescatar de la normativa legal es la entrega de los nombramiento a los médicos que han  trabajado en primera línea durante la pandemia.