Durante los operativos de control.  Foto/ Cortesía Intendencia General de Policía. 

Los meses de confinamiento pasó factura, también a los centros de diversión; la mayoría cerró por el sector la UTC. Esto constituyó un “respiro” a los moradores del sector.

Algunos bares, karaokes, discotecas y demás centros de diversión no soportaron el quiebre económico que trajo los meses de confinamiento; cerca de un 40% de estos locales “se dieron de baja”.

Así lo indicó, José Carlos Freire, intendente general de policía (e), quien además comentó que la mayoría de cierres se dio en el barrio San Felipe, sector Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC).

Justamente el sector donde, el pasado fin de semana, durante un operativo de control, se clausuró uno de estos centros, debido a que incumplía con la normativa de aforo reducido (30%), tampoco cumplía con el distanciamiento social, ni con el uso de mascarilla.

Pero este no es el único sitio que incumple, “son muchos los locales donde no se respetan las medidas de bioseguridad”, aseguró Freire, quien adelantó que ya se encuentran en coordinación con otras dependencias como la Comisaría Municipal, para realizar operativos en conjunto, donde sí se pueda realizar las sanciones respectivas.

Los sectores, donde se encontró más presencia de libadores en la vía pública, fue el sector San Felipe y la calle Antonia Vela. Los infractores son jóvenes de entre 18 y 25 años, que tuvieron que ser retirados de estos sectores, donde no está permitido el consumo de licor.

 “Ahora que cerraron varios bares, de apoco, está regresando la normalidad al barrio, hay algo de tranquilidad (…) esperamos que las autoridades sigan controlando a estos jóvenes que quieren hacer de San Felipe, una cantina ambulante”, aseguró Nancy Herrera, moradora del sector. (I)