Armas que fueron destruidas en los hornos de fundición de Novacero.

A través del método de fundición fueron destruidas 4 700 armas de fuego, esta actividad se ejecutó en las instalaciones de Novacero.

La destrucción de las armas de fuego se realizan una vez al año cuando la incautación es mínima, pero lo normal es que la destrucción se realice dos veces al año. Las armas decomisadas son el resultado de las operaciones militares de control de armas que realiza Fuerzas Armadas.

Edgar Moya Herrera, jefe del Departamento de Control de Armas del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, manifestó que realizaron la destrucción de armas y accesorios que han sido decomisados durante el periodo junio de 2019 a junio de 2020, donde se incautaron 4.700 armas de fuego.

Indicó que aún queda pendiente la destrucción de armas de fuego, alrededor de cuatro mil armas más de las que se decomisaron hasta la fecha. Las armas de fuego incautadas son de fabricación artesanal, pistolas, fusiles, revólveres, subametralladoras, armas no letales que son ilegales.

Explicó que en el lote de armas se encuentran armas de fuego que la Policía Nacional ha encontrado en delitos y después de la judicialización la Fiscalía le entrega al departamento de control de armas para la destrucción correspondiente.

Dijo que la ley indica que todo armamento que ha ingresado de manera ilegal en el país debe ser destruido, por lo que utilizaron un método seguro y en la fundición todo se derrite.

Manifestó que actualmente en el Ecuador el porte de armas está prohibido, lo que está permitido es la tenencia de armas y los trámites se realizan en los 11 centros de control de armas en todo el país. (I)