La situación económica que atraviesan varios ecuatorianos ha impulsado a que las personas busquen actividades para generar ingresos para sus hogares, entre ellas están quienes se dedican a las artesanías elaboradas con totora. 

Alexandra Taipe, artesana que trabaja con fibra de totora, perteneciente al barrio San Francisco de la parroquia Chantilín del cantón Saquisilí, destaca que busca rescatar las tradiciones elaborando diferentes artículos que pueden servir para un sin fin de actividades en los hogares cotopaxenses.

Menciona que el proceso es complicado comenzando con el corte de los tallos, luego de varios meses se desprenden las ramas, las secan al sol, al tejer los artículos deben ser mojados y manipularlos mientras están húmedos, lo que impide que se rompa y duren más tiempo.

Comúnmente sus artesanías son utilizadas en los hogares, para colocar los huevos, las frutas, el pan, también existen monederos; sin embargo, se tejen utensilios dependen de las necesidades de los usuarios. 

Las canastas y adornos hechos con esta fibra natural forman parte de la identidad cultural y son el referente para la comercialización de su hogar,  ya que son 5 miembros de su familia que se dedican a esta actividad.

Garantiza que los productos son de excelente calidad y que siempre están en constante innovación a fin de diversificar la oferta y ampliar sus mercados.

Solicita el apoyo de la colectividad y de las autoridades para crear espacios de comercialización, pero además de promoción, para que estas y varias tradiciones más que existen en Cotopaxi no desaparezcan.