Hasta ahora no creo que un pedacito de tela haya llegado a tener tanta importancia, no sólo en nuestro País, sino en todo el mundo; esa “tenue telita” fue la más utilizada  de las prendas de los dos últimos siglos en todos los continentes. No se puede saber el número de mascarillas de todos los tipos y calidades que se hayan vendido a los siete mil millones de habitantes del planeta Tierra; si hacemos un pequeño cálculo de una mascarilla semanal por habitante; el resultado, les cuento que no pude leerlo por la cantidad de cifras a la derecha; peor el costo de las mismas, sólo si lo calculo a 8 centavos las más baratas.

Lo cierto que preguntando a la gente: cuál es más importante para usted, el uso de la mascarilla o la Asamblea Nacional, -no es necesario adivinar ni usar calculadora ni hacer un análisis complicado- toda las personas a las que pregunté me contestaron “LA MASCARILLA PUES, LA PREGUNTA ESTA DEMÁS”.

“Vea señor, las mascarillas que he comprado para mi familia, una caja de 50 unidades me costaba $.3 y nos duraba 2 meses, nos ha salvado la vida a quienes hemos usado con responsabilidad y no le ha costado nada al Estado”. La mascarilla es LA MUERTE EVITADA.

Otro dijo: “Comparado con lo que le cuesta al Estado mantener  un asambleísta, es una locura la diferencia,  pues ellos ganan cinco mil dólares, más gastos de residencia, pasajes, uso de celulares, y “los muertos y heridos?” (no todos). Haga cuenta señor si cada uno tiene cuatro empleados… mejor no sigamos conversando de estas personas”.

Entonces, reiterando la pregunta: Cuál es más importante para el País, la mascarilla o la Asamblea Nacional, la gente se ratificó: ¡¡LA MASCARILLA PUES!!

Vea señor, la gente a la primera no quiere abandonarla todavía, vea usted en las calles a pesar de la decisión del COE “creo que es” y del Ministerio de Salud que podemos andar sin mascarillas en las calles, parques y plazas, la gente no quiere dejarla;  o nos acostumbramos a estar protegidos o no les creemos en lo que están diciendo que ha bajado las cifras de contagios y de fallecidos.

En cambio la gente cuando habla de lo que hace la Asamblea, la respuesta es: Qué esperan que no se pone en vigencia LA MUERTE CRUZADA… (O)