La medida es necesaria para evitar contagios. Foto: Internet.

Se atienden únicamente los partos complicados y emergencias, los demás van a los subcentros, para evitar contagios.

Durante enero y febrero, meses previos a los contagios masivos de Covid-19, se atendían entre 250 y 300 partos mensuales, pero ante los riesgos de contagios a las madres e hijos se tomó la decisión de atender solo partos complicados y emergencias.

Miguel, director médico del Hospital General Latacunga, explicó que los subcentros de salud tipo C de Lasso y Nintinacazo, dieron soporte para que las mujeres cuyos embarazos se llevan con normalidad puedan dar a luz en sus salas, de este modo evitar que asistan y se expongan en el Hospital, donde se atienden casos de personas con coronavirus.

Cuando las madres presentan partos complicados son llevadas al Hospital, con estrictas normas de bioseguridad, para precautelar la seguridad de la madre y del neonato. Miguel dio a conocer que sí se presentaron casos sospechosos de Covid-19 en madres, para ello realizaron seguimientos.

Durante los meses de marzo y abril, se atendieron un promedio de 100 partos por mes, uno de ellos fue de Camila, cuyo padre Guido Cando, contó que el seguimiento del embarazo de su esposa se realizó en el Subcentro de Nintinacazo, pero ante una hemorragia repentina fue trasladada al Hospital General. “La verdad los trataron bien en el Hospital, ya pasaron más de 15 días del parto y no presentaron ningún síntoma, estamos muy tranquilos”, aseguró.(I)