Parvularia realiza el acompañamiento escolar a uno de los pacientes en el hospital. FOTP M.S. LA GACETA

Desde el 2017 se implementó el programa y el Ministerio de Educación firmó un convenio con Salud, para que el estudiante a través de la ayuda de profesores les pueda ayudar en el tema de tareas, notas refuerzo pedagógico y de acuerdo a su condición médica reciben clases dentro del hospital.

El programa de aulas hospitalarias permite a niños y adolescentes que presentan algún tipo de enfermedad catastrófica o transitoria para que pueda tener continuidad en el proceso educativo que oferta el Ministerio de Educación.

Desde el año anterior se implementó este programa y durante este tiempo se han insertado aproximadamente entre 60 y 70 estudiantes que han ido mensualmente incluyéndose. Alexandra Sánchez, directora técnica zonal de Educación Especializada e Inclusiva de la coordinación zonal 3 de Educación, indicó que es un dato variable y es de acuerdo a los días de hospitalización. El fin es que el alumno no pierda los contenidos curriculares y el docente trabaja para nivelar conocimientos y da seguimiento con la institución educativa.

Los menores trabajan con los mismos cuadernos y textos de educación regular que a través de sus familiares adquieren al inicio del año escolar.

En este proceso también ha habido jóvenes que por su condición médica han sido capacitados en el tema Ser Bachiller y en algunos de los casos se ha coordinado con el centro educativo para que pueda realizar su evaluación desde la casa de salud.

Este proceso se da en un convenio de cooperación interinstitucional con el Hospital General de Latacunga, su gerente Alexandra Guanopatín, manifestó que es una atención integral y el objetivo es garantizar que los pacientes tengan tanto derecho a la salud como a la educación.

Están ubicados en un espacio pequeño en el bloque B, desde este sitio desarrollan las actividades académicas. Son dos profesionales que laboran de 07:00 a 13:00 Lilian Armijos, es parvularia y se encarga de los niños de 3 a 5 años mientras que Kathy Albán, licenciada en educación básica, labora con los estudiantes de segundo a décimo año.

Los niños ingresan al aula después de la visita de su médico tratante, por lo general a las 09:00, también pueden recibir clases en las habitaciones.

Según Armijos, este programa se ha convertido en una alternativa para los menores, ya que se cansan de estar mucho en la habitación y por lo que en las aulas encuentran un método de distracción. Los beneficiados han sufrido accidentes como fractura de brazo, operación de apendicitis, problemas de pulmonía o peritonitis.

Los docentes vía correo electrónico se comunican con los rectores de los centros educativos donde pertenecen los estudiantes para solicitarles el envió de las tareas y evaluaciones para igualarles y que no se atrasen. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve + doce =