Patricio Enríquez, abogado defensor de Germánico P. FOTO R.R. LA GACETA

Abogado defensor  de Germánico P. señala que aún no existe sentencia ejecutoria  y se debe respetar el artículo 76, numeral dos de la Constitución de la República del Ecuador.

Según boletín emitido por la Fiscalía General del Estado, a veintinueve años y cuatro meses de pena privativa de libertad fue sentenciado Germánico P., por lo que Patricio Enríquez -su abogado defensor- manifiesta que se sorprende de que en medios de comunicación escritos y televisivos haya reportajes de este caso, pues el artículo 76, numeral dos de la Constitución señala que se presume la inocencia de toda persona mientras no se declare responsabilidad mediante resolución firme o sentencia ejecutoriada.

Enríquez dice que mientras no exista sentencia de carácter inapelable no se puede condenar en este caso a una persona, y se ha concurrido al Tribunal de Garantías Penales de Cotopaxi con la finalidad de realizar la audiencia de juzgamiento y el Tribunal ha dado una resolución de carácter verbal con sentencia condenatoria, en la que no han sido notificados por escrito, más aún, en el sistema jurídico existen recursos, pues no porque el Tribunal Penal tome una resolución esta sea de última instancia; quedan algunas instancias más a las que se tiene que recurrir para hacer prevalecer los derechos del procesado y particularmente que sea valorado de acuerdo a derecho  de las pruebas presentadas que son algunas,  que se han presentado y son contundentes y el Tribunal Penal no las ha valorado conforme a derecho; en instancia superior se espera sea superada  y valorada la prueba presentada con la finalidad de que no sea juzgada una persona en base a las pruebas, resulta ser inocente el presente caso.  

EL profesional del derecho dio a conocer que si se cambia la sentencia tendrían que responder civil y penalmente por hacer este tipo de publicaciones sin ningún sustento y violando el artículo 76, numeral dos de la Constitución de la República, que habla de la inocencia de una persona mientras no exista una sentencia firme.

Como se trata de un delito sexual en el sistema de la función judicial no lo va a poder ubicar en cuanto no está permitido y existe reserva, incluso las audiencias, no se puede hacer público algo en lo que no existe sentencia, ya que en el camino pueden suceder muchas cosas y puede cambiar la situación jurídica.

Finalmente Enríquez señaló que el proceso sigue y se espera que el Tribunal notifique por escrito la sentencia y de acuerdo con la Ley se tiene término prudencial para presentar el recurso de apelación y por lo tanto -al no existir sentencia ejecutoriada- no se puede juzgar a una persona. (I)