En la reunión realizada en la Gobernación de Cotopaxi. FOTO G.T. LA GACETA

Una de las alterativas planteadas por los moradores para resolver el conflicto, es que se realice una medición de los caudales de agua que fueron autorizadas por la Senagua, el debate se centró en que entre las comunidades se turnen para recibir el servicio de agua de riego. En la reunión estuvieron presentes los representantes de Maca Grande y La Victoria.

Uno de los ciudadanos que forma parte de los beneficiarios del agua de regadío en La Victoria, manifestó que este problema se ha registrado desde hace más de un año, incluso el trámite ha llegado a la Presidencia de la República, donde les manifestaron que se encontraba cumplido el trámite. La sentencia a favor de la organización la recibieron en 2014, con lo que riegan 147 hectáreas para 45 socios.

Dijo que la organización de La Victoria tiene un reservorio de agua de tierra y que actualmente se encuentra vacío porque no tienen el servicio de agua de regadío, mientras que en Maca Grande tienen un reservorio de agua que fue construido por la Prefectura de Cotopaxi en un valor aproximado de 200 mil dólares.

El abogado defensor de Maca Grande, manifestó que es una situación que debe revisarse ya que se debe entregar una  concesión acorde a la nueva realidad, tomando en cuenta el uso racional del agua, delimitando la servidumbre entre otros. Además que deben trabajar en el cuidado del páramo para conservar las fuentes de agua.

Manuel Cocha, concejal de Latacunga, quien asistió a la reunión manifestó que la salida al problema es el diálogo, razón por la cual es necesario que desde Senagua revisen los caudales y con una revisión técnica si hubiera diferencias deben realizar una nueva distribución del agua.

Indicó que existen inequidad en la distribución del agua ya que por ejemplo una comuna con 500 familias recibe cinco litros por segundo para riego, mientras que un barrio con 50 familias tiene una sentencia de recibir treinta litros por segundo. Siendo el principal pedido que realizan las familias.

Héctor González, gobernador de Cotopaxi, manifestó que si han sido afectados por la sentencia de agua no se resuelve reteniendo gente porque no se puede afectar el derecho de las demás personas y menos privarles de la libertad. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 13 =