Autoridades desarticularon presunta banda dedicada a la estafa.FOTO CORTESÍA

El operativo de control se desarrolló en Pichincha, Cotopaxi y Tungurahua, donde 18 personas fueron detenidas y puestas a órdenes de las autoridades correspondientes. El modus operandi de los detenidos, habría sido solicitar dinero a cambio de entregar cupos de ingreso a la Policía Nacional.

A través de un boletín de prensa, la Fiscalía General del Estado, dio a conocer que la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción de la Fiscalía General del Estado y la Policía Nacional, allanaron la madrugada de este viernes inmuebles ubicados en cinco ciudades del país y el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi (CRS), para desarticular una banda delictiva, que presuntamente era liderada desde el interior de la cárcel de Latacunga y estafaba a personas que no pasaban pruebas de ingreso a la Policía. En el operativo se detuvo a 18 personas.

Las investigaciones del caso iniciaron en junio de 2017, cuando a través de un parte policial emitido por un agente de la Dirección General de Inteligencia, conocieron que desde el interior del CRS de Cotopaxi, se estaría cometiendo el presunto delito de estafa, en el que estarían involucrados una persona privada de la libertad (líder de la banda) y una ciudadana que desde el exterior, aparentemente brindaba su ayuda a cambio de dinero, a los postulantes que no superaron las pruebas físicas, académicas e incluso del polígrafo, al tratar de ingresar a las filas de la Policía Nacional.

Según las investigaciones, las personas antes mencionadas, estaban al frente de una banda de estafadores, que a través de anuncios publicados en redes sociales, se presentaban como agentes de Policía, quienes a cambio de 1000 y 1500 dólares,  ayudaban a ingresar a los postulantes que fueron rechazados.

Dentro de las 18 personas detenidas para fines investigativos, figuran un guía penitenciario y un agente de la Policía. El delito por el que serán procesados todos los detenidos, se encuentra tipificado en el Art. 369 del Código Orgánico Integral Penal y contempla una pena de hasta 10 años a los líderes de estas bandas delictivas.

La Fiscalía General del Estado continuará con las respectivas investigaciones en el caso, a la vez que ratifica su compromiso de perseguir delitos y no personas, amparada en el marco del Derecho, de forma ética y objetiva, para no dejar en la impunidad ninguna infracción y colocar a los responsables ante la justicia. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =