Leonidas Iza Salazar, presidente del MICC. FOTO W.C. LA GACETA

Durante la asamblea provincial del agua realizada por el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, mediante mesas de trabajo, se identificaron problemas como el avance de la frontera agrícola, redistribución del agua, falta de un inventario hídrico y contaminación del recurso hídrico, problemas que deberán ser solucionados por las instancias respectivas.

Según la convocatoria realizada por el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, este martes hasta las instalaciones del centro de capacitación llegó cerca de un centenar de personas, quienes conjuntamente con las autoridades de la Senagua, MICC, Conaie y Municipio de Sigchos, analizaron sobre el cuidado del agua y los páramos.

Leonidas Iza Salazar, presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi, explicó que la reunión inició con la sociabilización sobre la parte jurídica emitida por la Senagua, de igual forma, analizaron el RUC comunitario y sus beneficios, gestión de los recursos hídricos por las propias comunidades y el costo de las tarifas.

Mediante mesas de trabajo, conocieron los problemas por los que están atravesando las comunidades, de los cuales fueron identificados cinco. Uno de ellos es el avance de la frontera agrícola y frente a ello, piden que las instituciones públicas establezcan mecanismos a favor de dichos sectores, permitiendo garantizar un desarrollo económico equilibrado en la población.

Iza indicó que otro de los temas analizados en la reunión, fue el relacionado a la distribución del agua. Frente a ello, piden que la Senagua, entregue información sobre el inventario de los recursos hídricos, ejecutados en cada una de las provincias. Apuntó que la falta de dichos indicadores, está provocando que la institución del agua, esté entregando autorización sobre autorización.

De igual forma, los participantes analizaron sobre la contaminación del líquido vital, por lo tanto, el pedido fue que las industrias que utilizan el agua, deben tener la obligación de devolver las aguas tratadas. Para ello, las instituciones deben velar por su cumplimiento y hacer cumplir la disposición legal. Dijo el dirigente que no es justo que se devuelva al curso del río aguas contaminadas, que metros más abajo son utilizadas para la producción agrícola y que dichos productos sean consumidos por la población. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here