La Jefatura de Seguridad y Control Ciudadano trabaja de forma conjunta con otras entidades de control, para realizar la limpieza de los espacios públicos, con el fin de evitar que dichos lugares sean apropiados por delincuentes.

En función de cumplir el plan de trabajo de este año, Santiago Vázquez, representante de la Jefatura y Control Ciudadano del GAD Salcedo, indicó que han visto la necesidad de rescatar los espacios públicos en diferentes sectores como Rumipamba de las Rosas, Rumipamba de Navas y el Calvario, en este último habrían realizado la limpieza de los graderíos, lugar que estaba siendo habitado por una gran cantidad de personas venezolanas, “había personas de origen venezolano que consumían alcohol, por ello procedimos a revisarles los papeles y hacer operativos con la Policía de Migración para estructurar bien a las personas que están aquí en el país o el cantón y así saber a qué se dedican”.

Rolando Molina, jefe de la Policía Nacional Distrito Salcedo, mencionó que el incremento de personas extranjeras, se debe a la ley de movilidad humana es muy débil con la que cuenta el Ecuador, lo cual permite a las personas circular de manera libre, “no tenemos ninguna fobia a los extranjeros, al contrario, la Policía Nacional mantiene un respeto por los derechos humanos, pero si es un problema que debemos tratar de imponer ciertas limitaciones”.

Las autoridades tratan a todos por igual, por lo que de existir algún delito por parte de una persona extrajera, serán sancionado con las mismas leyes que se aplican a un ecuatoriano.

Así mismo, mediante el sistema de monitoreo y gracias a la instalación de nuevas cámaras de vigilancia, se realiza el control de los espacios públicos, en donde se han identificado varios conflictos como peleas, consumo de alcohol y más.

El trabajo infantil y la mendicidad se ha incrementado en el cantón, en virtud de ello realizan conversatorios en conjunto con el MIES, para ejecutar campañas y operativos que permitan controlar la situación.

El consumo excesivo de alcohol en los espacios públicos, es otro de los problemas sociales, por lo que esperan impulsar la construcción de alberges para tratar a todas las personas que se encuentran sumergidas en los vicios.