Problemáticas como la pandemia, desempleo y alza de los precios han afectado la economía de los microemprendimientos.

Ximena Moreno propietaria de un local de abarrotes manifiesta que en los últimos tiempos la economía se ha visto afectada, pese a ser un local de abarrotes en el que se vende productos de primera necesidad y durante toda la pandemia no ha dejado de vender, ha visto una notable caída en las ventas, esto debido a al bajo poder de adquisición de las personas.

Pues según manifiesta, ella depende de la economía de los vecinos que le hacen el gasto. Debido a que algunos vecinos han perdidos sus empleos ya no compran productos, antes se podían dar el lujo de comprar, por así decirlo, golosinas para compartir con las familias; pero es triste ver que últimamente pueden comprar solamente lo justo y necesario.

También comenta que antes de la pandemia tenía un stock variado de productos perchados por decenas porque la economía era buena y la gente se llevaba más cosas; pero se ha visto en la obligación de no tener un stock tan  grande debido a que, a veces, no se vende y los productos se caducan y eso genera pérdidas.

En su criterio la subida de los combustibles también afectó  a la economía ya que algunos productos de primera necesidad como el aceite vegetal subieron de precio debido a que los fletes de los transportistas incrementan su valor por lo que estos productos también subieron de precio y se siente la inconformidad de la gente

Si bien en la pandemia las tiendas de abarrotes pudieron abrir y trabajar, no fue suficiente por lo que se vio en la necesidad de sembrar huertos con vegetales para de alguna manera sustentarse.