El procedimiento puede tomar horas. Foto: J.P./La Gaceta

Es una técnica francesa de tinturado que consiste en “barrer” el color del cabello desde la raíz hasta las puntas, de esa manera se consigue un estilo natural y luminoso.

“Cuando vi por primera vez esa técnica para tinturarse el cabello me pareció fresca, moderna; cuando me animé a hacérmela me quedó fabulosa, me encanta”, comentó María Cristina Chamorro, una joven de 22 años que decidió renovar su look con la novedad del momento: las mechas balayage.
Se trata de una técnica francesa que se puso de moda en los años noventa, pero que recientemente ha tomado fuerza en los países de Latinoamérica. Y uno de ellos es Ecuador. Con esta técnica el juego de colores logra una distribución uniforme de luz y brillo.
Su principal ventaja radica en que disminuye la agresividad que produce una decoloración completa de cabellera. La palabra balayage significa “barrer”. Y es precisamente así, barrer el color desde la raíz hasta las puntas lo que da como resultado un look natural y personalizado.
Quienes utilicen esta técnica, que consiste en aclarar el cabello con reflejos luminosos, deben usar de uno a tres tonos más claros para mantener un aspecto natural y elegante. Este procedimiento toma un promedio de alrededor de tres horas para aplicarlo.
Patricia Flores, propietaria de Air Brush, SPA y peluquería, de Latacunga, explica que el balayage es una técnica que está de moda por utilizar tonos muy atractivos y juveniles. Se la puede realizar independientemente de si el cabello es largo o corto.
En Latacunga la moda del balayage tomó fuerza desde finales del año anterior, tanto que de 10 clientes que llegan a la estética de Flores a realizarse un cambio de imagen, más de la mitad optan por esta técnica. Según la experta, es muy importante que las mujeres que se decidan por esta nueva tendencia en tintes se dejen asesorar, pues para escoger los colores con los que se va a trabajar el balayage es preciso tomar en cuenta elementos como el color base del cabello, la tonalidad y forma del rostro.
Los costos de la aplicación de esta técnica en el cabello varían de acuerdo al volumen, desde los 60 dólares hasta los 80 dólares. “También depende de los materiales que se utilicen”, manifiesta Dayana Torres, de la estética D’ Pelos.
Para esta profesional en cosmetología y belleza, aunque el balayage no necesita calor ni maltrata el cabello, como la coloración con papel aluminio, es necesario utilizar materiales de buena calidad. Torres comenta que hay ocasiones que se abaratan los costos del trabajo en el cabello sacrificando el uso de buenos materiales, lo que puede provocar que el cabello se maltrate, pierda brillo, se seque y, en ocasiones, hasta que se caiga.(I)