Barrio La Estación continúa con problemas sociales en cuanto a prostitución, delincuencia y taxismo informal. FOTO M.S. LA GACETA

Taxismo informal, delincuencia, prostitución siguen amenazando a los moradores del barrio La Estación, los ciudadanos insisten a las entidades correspondientes que se ponga énfasis en el asunto y que se haga algo en este sentido.

Al occidente de Latacunga está el barrio La Estación, según el presidente Luis Villacís en el sector los moradores son aquejados de todos los males, uno de ellos es que los taxis informales no permiten transitar por las calles José Peralta y Av. 5 de junio “las autoridades hacen algo, pero no es completo como se debe hacer”, expresó.

A las entidades correspondientes pidió que se ponga énfasis en el asunto y que se haga algo en este sentido, en lo que se refiere a la delincuencia indicó que sigue latente y más aún con la presencia de venezolanos y colombianos, por ello que pide a la Gobernación que se ayude a dar el retorno a dichos ciudadanos.

Alfonso Corrales, vicepresidente, señaló que los extranjeros han llegado a poner el desorden en la comunidad, “son gente agresiva y no dan un buen trato”, señaló que en el polideportivo no pueden impedir que ingresen “entran, salen y estudian posiblemente a sus víctimas y es donde se complica el control de la situación”; sin embargo, expuso que el UPC de la Terminal ayuda en el control tratando de recuperar de alguna manera la seguridad.

Según, Corrales dos personas están encargadas de controlar el Polideportivo tienen el botón de pánico y cuando hay alguna anormalidad aplastan y los organismos de control están presentes. No obstante, hace dos meses aproximadamente fue hurtado el bar de donde sacaron la puerta, incluso los quioscos de venta se vulneraron y un comedor que está al frente también fue vaciado, eso ha conllevado a la directiva del barrio a contratar un guardia para que haga la ronda en la noche.

Lo que sigue siendo una “lacra” y se quiere erradicar es la prostitución que se ha posesionado y no hay forma de cómo sacarlos expresó el vicepresidente, pese a hacer lo posible con todas las autoridades, “estamos de acuerdo con el trabajo, pero debe haber un lugar específico y no hacer el mal al barrio, porque tras de ellas llegó el resto de males”, pronunció, además comentó que cuando se hizo la ordenanza al principio se hizo una “batida”, pero se quedó en lo mismo.

Al referirse al paso de las camionetas informales destacó que en la calle José Peralta y Montecristi es donde las camionetas tanto informales como ilegales se estacionan, “en esas dos vías prácticamente son saturadas y no se puede caminar incluso a pie”, entre las sugerencias solicitaron al Alcalde que estas dos rutas se hagan peatonales; pero se está haciendo el estudio respectivo. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =