Problemas en el puente y el mal olor que provocan las aguas servidas en el puente, genera malestar a los moradores del barrio

En una visita realizada al barrio Pungahuito por pedido de los moradores, se conoció los problemas que tiene este sector, Abel Tonato, morador del lugar, indica que el problema se debe principalmente al mal funcionamiento de un de los tanques de sedimentación de alcantarillado, el mismo se encuentra ubicado de forma incorrecta “el tanque esta más alto del nivel de la tubería, ese problema ya he presentado al Departamento de Agua Potable y no nos hacen caso”.

Anteriormente las autoridades, habrían realizado trabajos de mantenimiento, los cuales no han sido de mucha utilidad ya que el problema se ha vuelto a presentar desde el pasado mes de noviembre.

Por el momento la eliminación de aguas servidas se lo realiza al aire libre, lo cual representa un peligro para la salud de todos los moradores.

Otra de las necesidades que presenta el barrio, es el mejoramiento y ensanchamiento del puente principal, la estrechez del mismo genera accidentes de tránsito.

Sobre este problema, se consultó al presidente de la parroquia de Mulliquindil Santa Ana, el cual indica que la directiva del barrio debe gestionar ante la municipalidad del cantón Salcedo, pero como representante de la parroquia está dispuesto a colaborar, “ese puente esta fuera de la jurisdicción de la parroquia, ya que se ubica en el barrio Pungahuito, pero igual hemos conversado con el señor alcalde y nos indica que con una inversión de 5.000 dólares lograremos hacer realidad la obra”.

Los moradores esperan que las autoridades den oídos a sus problemas, los mismos que les afectan principalmente a quienes viven cerca del lugar.