La juventud actualmente está tomando de a poco el hábito de leer. FOTO MS.A LA GACETA

Este lunes la Librería Gitana realizará la inauguración de la Biblio Mashca que será un espacio abierto que permitirá a los afiliados llevarse libros a su casa para restituirlos cuando lo hayan terminado de leer.

Esta iniciativa surgió bajo la perspectiva de que las bibliotecas de la ciudad no prestan libros para introducirse a una lectura por placer, sino más bien por academia, por otro lado, se considera que el trabajo de un librero no es prestar o dar libros, sino más bien convencerle al no lector a introducirse a la lectura, explicó Lalo Freire, librero.

Funcionará a través de un carné socio lector que tiene un costo de cinco dólares y por un año el beneficiario tendrá acceso a los libros que desee y luego devolverlo después de haberlo leído y a la vez tiene la posibilidad de comprarlo con un 20% de descuento.

El objetivo es masificar el consumo de la lectura de libros. “Este es un sueño acariciado por mucho tiempo porque hemos hecho una promoción lectora; pero la gente va a comprar en Quito o Ambato”, añadió.  

En ese sentido, se pretende que la “Biblio Mashca o Biblio Lata (nombre por definirse) y la feria de libro que será en abril, permita completar todo el círculo de promoción lectora.

La inauguración de la Biblioteca será en la plazoleta de Santo Domingo, a partir de las 10:00.  La persona puede ser partícipe de dos maneras la primera inscribiéndose como socio lector y la segunda donando libros para que siga creciendo la carpa, al momento existe cerca de 3 mil libros disponibles para la ciudadanía.

No sólo serán temas específicos, sino que también será un apoyo extracurricular, así también las enciclopedias que muchas de las veces no se pueden comprar también podrán llevárselas a casa para que puedan leerlas y compartir, reveló Freire.  

La meta es inscribir por lo menos a 100 personas.  No obstante, a futuro buscará una alianza con la Cámara del Libro, entidad que faculta a los miembros de los diferentes Clubes de lectura a tener un descuento en las librerías. “Porque leer es consumir y los consumidores tienen derechos”.

La biblioteca se constituye con el propósito de que las personas que tienen interés por la lectura lo puedan seguir haciendo y es una réplica de lo que hay en Quito con la Bibliorecreo.   (I)