Hace tres meses dijimos en esta columna –que no es deportiva- que la contratación del técnico colombiano Hernán Darío Gómez era como “anillo al dedo” para dirigir a la selección de mayores del Ecuador. Más resulta que leyendo las páginas deportivas de los principales diarios del País; casi todos los periodistas deportivos, manifestaban que Villacís se referían al Presidente de la Ecuatoriana de Fútbol, junto con los demás miembros de la Federación, estaban equivocados con esa contratación; yo, dije a mis adentros, esperen nomás, van a tener que retractarse de lo que están diciendo, y por qué? Simplemente porque el técnico colombiano, conocedor del ambiente en que se desarrolla la vida de la mayoría de nuestros futbolistas, sabe como tratarlos, entrar en su conciencia, crear una autoestima positiva en sus dirigidos; es decir, los factores confianza y respeto sabe manejar de memoria.
Alguna vez le escuché decir al Bolillo, que un futbolista que representa a un País, como Colombia o Ecuador, no solamente juega al fútbol, sino que aquellas glorias cívicas que ya no existen; se han reemplazado con las glorias deportivas, elevando los sentimientos de identidad y orgullo de la población. Total que este hombre de fútbol, además de saber su oficio, sabe como manejar a los futbolistas; cosa que no es fácil, dadas las características de su formación y cultura.
Ahora que ya lleva algunos partidos de su segunda era como DT del Ecuador, se empieza a escuchar a sus detractores frases como: que bien el Bolillo, ojalá siga así el Bolillo, al Ecuador le vemos con futuro de cara a la Copa América y a las próximas eliminatorias para el mundial de Qatar. Luego de su triunfo sobre Perú en su casa, los bonos del Bolillo se han elevado. Pero él sigue pidiendo humildad y unidad a sus dirigidos y a la prensa deportiva.
Recordemos una vez más los éxitos de Gómez como técnico de selecciones. Veamos:
Con Colombia clasifica al mundial de Francia en 1.998. A Ecuador nos llevó al primer mundial el 2002 en Corea-Japón y por último a Panamá también a su primer mundial en Rusia 2018.
Junto con el francés Henri Michel, que ha llevado a cuatro países diferentes a los mundiales: Francia, Camerún, Marruecos y Túnez; Hernán Darío Gómez, lo ha hecho con tres países diferentes.
Ya dije hace tres meses hoy repito lo siguiente: en cuatro años, haremos fila para comprar la TV de última generación para verle al Ecuador en el mundial de Qatar.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 5 =