Fabricio Garzón presidente de la Cámara de Comercio de Latacunga.

Este jueves 22 de agosto, a partir de las 19:00, se desarrollará la sesión solemne en el salón de honor de la Prefectura de Cotopaxi. La razón es que la Cámara de Comercio de Latacunga cumple 83 años de vida institucional, de acuerdo a la síntesis histórica de Eduardo Paredes, el 21 de agosto de 1936 se fundó la institución.  

En el encuentro galante se premiará a los socios que se han destacado en diferentes sentidos dentro del acontecer del comercio local, explicó el presidente Fabricio Garzón.  

Serán 98 personas reconocidas bajo diferentes temáticas: una y la más significativa es la trascendencia dentro de la entidad “hemos considerado importante que la Cámara de Comercio agasaje y premie a los socios que han tenido la participación activa dentro de su gremio”, expresó.   

Adicionalmente se ha creado reconocimientos al mérito empresarial, innovación entre otros, “vamos dando primeros pasos para ir formando nuevas maneras de condecorar a los socios”, detalló el Presidente.

El objetivo de las nominaciones es resaltar las actividades que van efectuando los comerciantes aglutinados en el gremio.

Actualmente existen alrededor de 540 socios, pero a decir, de Garzón hay un grupo de socios que están en estado pasivo, pero la intención es que siempre están motivándoles a que regresen y que puedan tener la oportunidad de seguir compartiendo con la Cámara de Comercio que agrupa el comercio formal dentro de la ciudad y provincia.

Seguridad

Refiriéndose a este tema ha tenido un acercamiento con el Alcalde de la ciudad y Vicealcaldesa solicitando la oportunidad de ser parte de la mesa de seguridad. Consideró que un negociante o morador conoce en qué momento se puede generar cierto cambio de la normalidad dentro de su sector. La propuesta es que se pueda recoger la información y trasladarla a la autoridad para que puedan tener datos clasificados y puedan tomar medidas oportunas. “La Cámara de Comercio está buscando de esa manera activa generar las acciones que sean en beneficios de sus socios”.

En cuanto a las cámaras de seguridad dijo que pueden ser un buen canal de ayuda y si hubiera la posibilidad de tener una ciudad más vigilada se puede propender que el ambiente sea el más adecuado.

Pero comentó que hace falta la solidaridad entre compañeros y vecinos “el volvernos a sentir identificados con el sector porque de esa manera podemos saber si algo raro está pasando alrededor de la zona y podemos ser personajes activos”. (I)