Si bien es cierto que el actual Presidente ha roto muchas barreras injustas que dejó el totalitarismo anterior. En temas neurálgicos como el del tamaño del Estado no se está haciendo mayor cosa, mientras 2 millones de personas viven con mil dólares al año, aquí en este país hay similar número de burócratas y los menos pagados, con muertos y heridos, ganan cerca de lo mismo al mes.
La diferencia es muy grande y si de alguna manera se pretende salir de la crisis en la que nos encontramos debemos sin duda disminuir el tamaño del Estado, a esto se suma el retiro a los subsidios de los combustibles, que es algo inevitable, el gobierno ya no puede más con este tema, debemos tener en cuenta que ya vamos dos o tres años en deflación y que justamente este fenómeno se ha presentado, porque gracias a Dios tenemos un dólar que respalda y regula en algo la economía; ante estas circunstancias, pensamos que no se debería tener miedo a una alza de los combustibles en el sentido de que causaría inflación, si durante todos estos años se ha presentado lo contrario.
Con las nuevas obligaciones que llegarán en este 2019 medidas como ésta son simplemente inevitables, si queremos seguir teniendo estabilidad y un camino hacia el progreso.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + 15 =