En el 2018 nos enfrentaremos al cambio de política de los EEUU, su Presidente ha mencionado tajantemente que quiere tener reciprocidad con sus socios comerciales, quien esté en desacuerdo con la manera de negociar con su gobierno, quedará a un lado, habrá preferencias con los que tengan tratados de libre comercio. A pesar de que este gran país es nuestro mayor socio comercial no hemos firmado dichos tratados y una de las amenazas de Trump, es de que no se renovarán las preferencias arancelarias.
Esta sí que es una situación que pone en jaque mate al país, más aún ahora que estamos pasando por un escenario económico difícil, en el cual el tema de la extinción de la empresa privada y el creciente desempleo están en auge. Si no se toman medidas urgentes nuestra economía caerá aún más abajo.
El país necesita abrirse ante el mundo el tema de la globalización nos está comiendo, el contrabando cada día crece más y nos estamos volviendo menos competitivos, justamente porque no podemos competir con los precios de nuestros vecinos del sur y norte, este puede ser el principal problema por el cual nuestra economía decrece; es evidente que si no hacemos algo de inmediato las nuevas políticas internacionales nos podrían hacer desaparecer del mapa económico, volviéndonos más pobres de lo que estamos.
El Ecuador ha demostrado que puede ser competitivo, tenemos el mejor banano del mundo, el mejor cacao, las mejores rosas, el mejor brócoli, el mejor camarón, el mejor mango y muchas fortalezas más que nos podrían impulsar para pelear tranquilamente en los mercados internacionales, solamente falta que nuestros gobernantes cambien esa absurda manera de pensar, apegada a los principios del Socialismo del siglo XXI que nos están llevando a la ruina.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 2 =