El presidente Moreno ha hecho el anuncio del cambio de ministro en la cartera de Finanzas, Richard Martínez abandona el cargo, pues dice que llegó al término de su período, la verdad es que lo vamos a extrañar mucho, porque el trabajo de renegociación de la deuda que ha realizado ha devuelto un futuro a los ecuatorianos, los que no veíamos la luz al final del túnel.

Es alentador es que le tome la posta Mauricio Pozo, un destacado economista que sigue la misma línea de Martínez y que en su anterior periodo como Ministro de Económica realizó un trabajo muy reconocido.

Por lo menos tenemos la certeza que en lo que falta de este gobierno, las cosas se harán de manera correcta, pues con la experiencia de lo que ocurrió con los famoso economistas de la revolución ciudadana, que dejaron casi, casi hipotecado al país de por vida y mucho trabajo le ha costado a este gobierno retomar el rumbo.

Sería absurdo regresar al tiempo del socialismo del siglo XXI, nefasto periodo en el que se tapó la boca de los medios, para evitar que se divulgaran las barbaridades que se estaban realizando a puerta cerrada, en donde se armaban costales de dinero para sacarlos de la manera más descarada del país, al mismo tiempo que se pedían préstamos millonarios con el más alto interés, para poder tapar los enormes huecos de lo robados. Una historia de terror que ojalá no se repita.(O)