Durante la obra de teatro. FOTO G.T. LA GACETA

El objetivo de las autoridades es evitar el consumo de licor adulterado y cualquier tipo de drogas al interior del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Cotopaxi, esta actividad se realiza después que el 2 de diciembre del 2017 hubo una intoxicación de 18 personas por consumo de licor adulterado, un segundo caso se registró los primeros días de enero, hasta el momento han fallecido cuatro personas mientras que quienes han quedado con lesiones se han acogido a beneficios penitenciarios para que continúen con el tratamiento desde sus hogares.

En el patio del pabellón de mínima seguridad del CRS Cotopaxi se presentó la campaña de prevención de consumo de drogas y alcohol al interior de los centros carcelarios, esta iniciativa es impulsada por el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Salud Pública (MSP) con ello buscan prevenir que se registren nuevos casos de intoxicación con alcohol metílico.

Dustin Ortega, director del centro de Rehabilitación Social (CRS) en su intervención manifestó que las cosas se consiguen cuando a los privados de la libertad son tratados como personas a quienes se les respetan sus derechos. La campaña de sensibilización es apadrinada por la subsecretaria de Rehabilitación Social, María Elena Rosero y por el comandante de la zona 3 de la Policía Nacional Enrique Espinosa de los Monteros.

Dijo que para nadie es ajeno que al interior del centro de privación de libertad fallecieron cuatro personas por consumo de licor artesanal, lo que motivó a las autoridades y a los privados de la libertad iniciar una campaña de concienciación.

Enrique Espinosa de los Monteros, comandante de la zona 3 de la Policía Nacional, manifestó que están más unidos que nunca, por lo que los privados de la libertad van a gozar de los derechos humanos que les corresponden; al tener 35 años de servicio en la institución policial ha sido testigo de que antes en las cárceles los presos tenían condiciones inhumanas, pero la realidad ha cambiado.

En la obra de teatro presentada por “Buena Vibra”, los privados de la libertad hicieron una dramatización de los hechos suscitados el 2 de diciembre y los primeros días de enero, aquí manifestaron que varios de los afectados estaban realizando los trámites de prelibertad pero esto se truncó y las familias se vieron sumidas en el dolor y la desesperación.  (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis − 5 =