Diego Pinto, médico cirujano oncólogo de Bonvida.

Un diagnóstico preventivo puede cambiar la vida de miles de pacientes.

Diego Pinto, médico cirujano oncólogo de Bonvida, manifestó que  para el manejo oncológico existen dos brazos como es la parte clínica y quirúrgica. Hace mucho tiempo la única solución para salvar a una mujer con cáncer de mama era extirpar el seno; pero las cosas van cambiando porque existen varias formas de tratamiento.

Indicó que el objetivo es buscar alternativas para hacer conciencia en la ciudadanía sobre el cáncer de mama y lo más importante es educar a la gente, siendo el pilar fundamental hacer un chequeo preventivo tanto en mujeres como en hombres, porque existen casos en los que los hombres también han sido diagnosticados con cáncer de mama.

Explicó que muchas de las veces los pacientes llegan al médico cuando está avanzada la enfermedad, razón por la cual es importante que conozcan las diversas alternativas que tienen para prevenir la enfermadad.

De acuerdo a las estadísticas se da un caso de cáncer de mama de hombre por cada mil mujeres, son pocos pacientes hombres pero el tratamiento es similar al de las mujeres. Existen casos en los que mujeres de 22 años han sido detectadas con cáncer de mama, lo que hace creer que es una enfermedad temprana, no hay límites de edad para esta enfermedad.