Actividades junto a la comunidad.

Las supervisiones se mantienen en la parroquia, además se continúa sociabilizando las medidas de bioseguridad.

El teniente político de la parroquia Canchagua Jorge Ashca, explicó al respecto del tema de la pandemia del C-19 en esta parroquia que cuando se registraron los primeros casos, existía mayor cuidado por parte de los moradores, al contrario de lo que sucede hoy en día, pues señaló que ya no hay mayor cuidado, por lo que desde la autoridad se ha tratado de  establecer las estrategias de bioseguridad  para evitar más contagios de la enfermedad, dijo que presumiblemente han bajado los contagios pero la población no puede relajarse debido a que la pandemia se mantiene.

Comentó que en esta parroquia existe un centro de salud en donde los médicos llevan las estadísticas de los contagios, además los médicos enfermeras y el personal de salud se hallan visitando las comunidades y brindando la atención en salud a la población.

Explicó que continúan con los operativos de control en los espacios públicos y de consumo de bebidas alcohólicas con el propósito de evitar que se propaguen los contagios, así mismo aseguró que ha existido la colaboración por parte de la ciudadanía y de las autoridades parroquiales como son los dirigentes de las comunidades y de la junta parroquial con la finalidad de mantener la seguridad y evitar la propagación de la enfermedad dentro de la parroquia.  (I)