Marco Erazo, intendente General de Policía

En los controles realizados por la Intendencia General de Policía y Comisarías Nacionales han encontrado lugares donde se reúnen a jugar vóley, estas canchas han sido clausuradas y en otros casos están ubicadas dentro de propiedad privada lo que imposibilita el control.

Cuando las canchas de fútbol o vóley tienen el permiso de la Intendencia General de Policía son clausuradas, pero en el caso de los espacios privados inician una investigación a través de fiscalía para determinar si existe un desacato a orden de autoridad competente.   

Marco Erazo, intendente General de Policía, indicó que hace tres semanas tuvieron una denuncia que se registraba una fiesta clandestina, las autoridades de control tomaron el nombre del propietario de la vivienda, el mismo que va a ser sancionado de acuerdo al artículo 282 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) por desacato a disposiciones de autoridad competente lo que es sancionado con prisión de uno a tres años de prisión.

Dijo que los inconvenientes se han generado con el cambio de semáforo, al existir mayor libertad los ciudadanos buscan lugares donde reunirse por lo que se crean lugares clandestinos. Por ejemplo, cuando el toque de queda era a las 14:00 era más fácil el control, luego pasó a las 18:00 y de ahí a las 21:00.

Muchos de los ciudadanos asocian el cambio de semáforo a que el virus ha pasado, pero no es así, porque las medidas restrictivas que se tomaban en su momento lo que buscaban era disminuir la carga viral en el ambiente, pero el instante en el que la gente tiende a salir de las casas el virus se vuelve fuerte y los contagios se incrementan. (I)