El candidato es latacungueño de nacimiento.

Francisco Cañizares candidato asambleísta por Cotopaxi, aseguró que incrementará los años de condena a los delincuentes comunes y a los de cuello blanco.

Nacido en Latacunga en 1973, Juan Francisco Cañizares es abogado en libre ejercicio, estudió en la escuela Isidro Ayora, en los colegios Vicente León y 1 de Abril, y derecho en la Universidad Central. Especialista en derecho Penal y Criminología, ha sido concejal de Latacunga e Intendente General de Policía de Cotopaxi.

Militó en el partido Sociedad Patriótica (2002),  se desvinculó para integrar el Partido Social Cristiano (PSC) con quien busca llegar a la Asamblea Nacional representado a Cotopaxi, para reformar el Código Orgánico  Integral Penal, para poder endurecer las leyes en el campo de peculado, sean hasta 25 años, “allí un funcionario público va pensar dos veces va pensar si hacerlo o no”

Den la reforma también constará el endurecimiento a los agresores sexuales de menores de 14 años,  para quienes propone, penas de 46 a 50 años, con el afán de disminuir este tipo de delitos que aumentan con los días en el Ecuador.  Aseguró que se debe trabajar desde la Asamblea en materia de seguridad, “para que podamos andar con tranquilidad por la calle”.

Cañizares está en contra de la triple sanción a los conductores infractores, “una contravención tiene una multa, baja de puntos y hasta cárcel, se debe juzgar en una sola manera y no en tres formas”, aseguró.

En el tema de salud, aseguró que exigirá desde la Asamblea que el estado designe presupuestos justos a las ciudades de acuerdo  a su tamaño. Desde su óptica en la pandemia no se vio que haya equidad, reclamó que con todo el presupuesto que mensualmente recibe el Hospital del Seguro Social solo hay cinco camas para los pacientes de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para toda la provincia.

Recordó que en el 2019 había un 3.8% de desempleo, este subió al 13.3% entre mayo y junio del 2020, subió 9.5%, “se genera empleo con seguridad jurídica, hay que  fortalecer la empresa privada”, finalizó el candidato, para quien es descartable apuntar al empleo en el sector público debido a que este es “obeso” y ya no se puede crear más fuentes. (I)