Es realmente preocupante lo que está sucediendo en el CPL Cotopaxi con un nuevo motín que deja un saldo de horror. Según las primeras informaciones hay 15 fallecido y 44 heridos.

Cuerpos mutilados, decapitados, exceso para causar miedo, terror, se supo que para reconocer a la víctimas se necesitará la intervención de especialistas forenses.

Entre los muertos destaca el patrón, Leandro Norero Tigua, narcotraficante que según la policía movía 10 toneladas de droga por mes en el territorio nacional. 

Este cabecilla  estaba relacionado con varios grupos delictivos a los cuales auspiciaba y su muerte mueve los cimientos del crimen organizado.
En medio de esta crisis se hace apremiante la inauguración del CDP, no puede postergarse por un día más la apertura del centro de Detención Provisional a donde debe trasladarse de emergencia a los reos de la provincia que se encuentran apresados por causas menores. (O)