En las últimas semanas se registran casos de personas que pese a estar vacunadas con las dos dosis, presentan casos de infección, esto se debería a que los ciudadanos estarían descuidando las medidas de bioseguridad.

Marco Herrera, presidente provincial de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, manifestó que quienes propagan las variantes son los ciudadanos quienes han relajado las medidas de bioseguridad y porque están vacunados organizan fiestas, reuniones, aglomeraciones.

Indicó que los ciudadanos han regresado a la vida normal y se han despreocupado por las medidas de bioseguridad, lo que hace que el virus original de la COVID trate de mutar y transmitirse de individuo a individuo, existiendo mayor transmisión.

Dijo que como médicos les preocupa el aparecimiento de las nuevas variantes pero si los ciudadanos no son responsables se van a expandir  y pueden colapsar el sistema de salud.

Explicó que el contagio comunitario significa que el virus está circulando en la comunidad pero tiene una característica que la persona que está contaminada con la variante no tiene ninguna relación con el portador inicial de la variante que fue extraída del extranjero.

Los ciudadanos tienen la falsa idea de que al vacunarse la primera dosis tienen inmunidad y no se van a contagiar con lo que inician una vida normal asisten a reuniones, dejan de utilizar mascarilla. “Existe un crecimiento paulatino de casos de personas que pese a estar vacunados se contagiaron el COVID, los casos se atienden en el sector público y privado” aseveró.

Recordó que es importante vacunarse porque el cuadro que genera el virus en el organismo es leve y quizá no va a necesitar cuidados intensivos, las investigaciones reflejan que las vacunas tienen un periodo de supervivencia de los anticuerpos.  Pfizer dio la noticia de que es necesaria una tercera dosis porque en los estudios que realizan observaron una disminución de los anticuerpos.