Cuidado te roben las ideas

Mi papito suele decir cada que tengo una entrevista política “de gana cuentas tus ideas con tanto detalle, los otros políticos te las van a robar”, frase...

Conservadores: 3  

Rojos: 0 El editorial de hoy deja el vaivén de las elecciones seccionales que se vienen, las consultas que se anuncian y los audios de políticos...

Pido recalificación

         Quiero contarles una anécdota, en medio de mi Maestría en Análisis Político hubo un par de materias que me la hicieron “ver negra” por dos razones:...

La Alcaldía que Latacunga merece

Escribo estas líneas desde la paz del hogar de mis papis, luego de haber reflexionado con ellos y mis hermanos a lo largo de meses respecto a...

Mi primer PRIDE

El pasado sábado las calles del centro norte de Quito se vistieron de múltiples colores en razóndel Desfile del Orgullo Gay, denominado ORGUIO 2022, en el que adicionalmente se conmemorabanlos 25 años de la despenalización de la homosexualidad en el Ecuador, por lo que miles de personas dediversos lugares del país y de las más variadas ideologías políticas y preferencias sexuales nos dimoscita en las calles aledañas al Parque La Carolina para celebrar la diversidad y ratificar que lasdiferencias nos hacen únicos.          ¿Diferentes ideologías políticas? Sí, lo leyó bien, a lo largo del recorrido “de la marcha” vi comovarios posibles postulantes a las elecciones de febrero del 2023 acompañaban al colectivo LGTBIQ+, algunos legisladores también estuvieron por ahí e incluso funcionarios de alto rango gubernamentalque “desfilaron” junto a quienes integramos la comunidad, quiero creer que lo hicieron por plenoconvencimiento y no solo porque se acercan las elecciones y necesitan los votos.          Lejos de eso fue una marcha especial, ya que aunque no era la primera vez que iba (y de hechodecidí no ir al principio), marcó mucho mi ser, asistí porque varios amigos heterosexuales querían saliry decirle al mundo lo orgullosos que se sienten de tener a gais, lesbianas, bisexuales, transexuales, travestis, intersexuales, no binarios, queers (y así puedo seguir la enumeración) en su círculo máscercano, valorando lo que como personas son, sus virtudes y sus defectos, su amistad, su cariño ydejando a un lado los prejuicios con los que en muchos casos fueron criados, gracias a Raysa e Ivy porir conmigo y disfrutar tanto del evento como yo.          Pocos días antes de la marcha había terminado mi relación sentimental de más de tres años yevidentemente los miedos a ir a la marcha (en la que además mi ex pareja estaba como voluntario en laorganización) fueron enormes, no sabía como llevar la situación y aquello detonó mi ansiedad, pero alllegar a la concentración y estar con mis amigos me sentí en paz, sobre todo porque vi a muchísimasfamilias de diversos estratos desfilar juntas, a chicos, chicas y chicxs (sí, usaré el lenguaje inclusivotambién) de provincia llegar -de hecho pude saludar con varios latacungueños-, las banderasdistintivas no faltaron, los eventos previos en varios lugares incluida la cafetería de un muy queridoamigo- amenizaron el pride y todo eso contribuyó a que insisto- aunque no sea la primera vez que ibaa una marcha, si era la primera vez que me sentí libre, tanto que compré una de esas banderas (latricolor de la bisexualidad) y pinté mi rostro con los colores de la diversidad, tanto que caminé pese aun dolor espantoso de la cadera que me atacó desde el día anterior y al llegar hice todo por estar elmayor tiempo posible.          Ya en el borde de la tarima donde se desarrollaron las presentaciones artísticas pude darmeenormes abrazos con personas a las que no veía hace tiempo, con distintas realidades a la mía, muchos con historias de aceptación inmediata de sus hogares, otros con procesos que han durado años, otros con rechazo total y huida incluida de casa y alguno que por ahí recordó lo que pasó hace casi 4 años en Latacunga, cuando por mi “preferencia sexual distinta”(obviamente dicho con otras palabras) el que había sido mi partido político por más de una década me retiró su apoyo, me excluyó de la lista de postulantes a la Concejalía e impidió que participe en la contienda electoral en la que creo a estas alturas- pude haber ocupado una curul en el Concejo, quienes no lo sabían se admiraron, me preguntaron miles de cosas sobre el tema y respecto a cómo me siento al respecto hoy, mi respuesta fue la misma que he dado desde hace tiempo “no guardo ningún rencor, mucho menos odio, me dediqué a trabajar en mí, en mi crecimiento profesional, saqué una maestría, soy árbitro y mediador, voy por mi segunda maestría y por el doctorado, trato de ser un mejor hijo y hermano cada día, procuro aprender algo nuevo con frecuencia y estoy en paz; ellos en cambio, perdieron la elección, quienes llegaron los traicionaron, bailan al son que les toquen, se olvidaron de cuando eran terneros y finalmente fueron olvidados por la gente”, por esas casualidades de la vida, acababa de decir eso y...

De balines, perdigones y balas

Tranquilo estimado lector, no haré alegoría a ningún hecho violento, ni a losucedido en el último Paro Nacional, ni al nivel de inseguridad que cunde ennuestras calles a diario, sino a los rumores que rodean la actividad política decara a las elecciones del 2023, donde desde ya los postulantes se lanzan entreellos dardos fuertes aún sin haberse inscrito, las rupturas con “los partidos detoda la vida” son más evidentes y el nerviosismo cunde por doquier en cada unade las Directivas que deben inscribir candidatos.        Y para hacerlo quiero utilizar el recuerdo de aquellas pistolas de balines quecomprábamos en la época escolar durante los finados, esas que nos hacían jugar apolicías y ladrones o nos ayudaban a imaginarnos que éramos agentes secretos ofrancotiradores expertos; esas pistolas de balines sonaban mucho y dañabanpoco, más o menos como la estrategia de varios “ungidos” que desean gobernarnuestras ciudades y provincias.        Por otro lado están los perdigones, estos sí dañinos pero no mortales, que sedisparan desde armas más o menos sofisticadas y que detienen el avance de susvíctimas, algo así como los anuncios “casi oficiales” de los partidos antes de lasprimarias ordenadas por la ley.        Finalmente aquellas balas de diverso calibre, que no solo dañan sino quematan, que perforan órganos y traen consecuencias irremediables, eso que nospasará desde la segunda semana de agosto cuando se proclamen “tras procesosdemocráticos” a los postulantes de cada tienda política y se suelten al ruedo aintentar ganar el voto popular.        ¿Por qué balines, perdigones y balas? Sencillo, porque son la mejor forma de    ejemplificar los discursos y aspiraciones individuales que hemos oído en estosdías y además son un proceso premeditado de la consultoría política para irmidiendo el impacto de cada candidato, veamos:        ¿Se ha dado cuenta que ahora las copas deportivas se han multiplicado y quecada una de ellas lleva el nombre de un precandidato? ¿O que en los desfiles delos barrios y parroquias “justo” los priostes son esos mismos nombres? ¿O quizáque la frase más escuchada es “si el pueblo y mi partido lo piden” yo seré elcandidato? Pues esos son los balines que los “vaqueros políticos” andan lanzandopara sondear el ruido que hacen (como aquella pistolas en la escuela), dar unoque otro susto y evaluar sus posibilidades, consejo gratis de consultor “no pormucho estar se va a ganar, porque puedes llegar a cansar”, me salió en verso ysin mucho esfuerzo.        Estas tres semanas que vienen serán en cambio las de perdigones, ya lospartidos empezarán a definir sus alianzas, incluirán en ellas los nombres de losbalines más sonoros e integrarán sus equipos con “mujeres y hombresrepresentativos de la ciudad y provincia”, con “jóvenes destacados, no solo por ladisposición legal sino porque creemos en la juventud” y también sus planes detrabajo “para cambiar el destino de esta ciudad que durante los últimos años hasido abandonada” o “para retomar el camino del progreso que teníamos cuandoyo era Alcalde o Prefecto”, esos perdigones están sometidos al control del CNEen cuanto a requisitos legales y podrán ser inscritos.

Un pedacito de mi corazón

Escribo estas líneas desde la Sala de Espera del Aeropuerto “Ciudad de Catamayo”,terminal aéreo que conecta a Loja, la Centinela del Sur, la Castellana Ciudad, la Cuna...

Atacando al mensajero

Adoro la polémica, disfruto discrepar y aprendí a discutir con ideas las posiciones disímiles a las mías, como les he contado tengo amigos en diversas líneas políticas...

Indígenas vs. Indígenas

Escribo estas líneas en el décimo tercer día del Paro Nacional convocado por la CONAIE y me encantaría decir que es el último, pero aquella afirmación es...

Iza, Iza, Iza, comienza la paliza

¿Se acuerdan cuando en los campeonatos deportivos de la escuela entonábamos los más inusuales cánticos de apoyo a nuestros equipos? Estaba por ahí el “oso, oso, oso,...

Stay connected

0SeguidoresSeguir
2,678suscriptoresSuscribirte

Latest article

La comunicación en las familias

Juan Fernando Tovar La comunicación dentro de las familias es un elemento fundamental para el adecuado desarrollo de las...

De Primeras Damas

  ¿Cuál es la labor que debería desempeñar la esposa de un Presidente en el ejercicio del cargo de su marido? ¿Debería...

La Pulga en la Oreja

Elecciones No se conocen las razones que tuvieron los miembros del Consejo Nacional Electoral      para remover de...