Una de las comerciantes que se dedica a la venta del bocadillo tradicional en época de Finados. FOTO M.S. LA GACETA

Todos sabemos que los catzos son una especie de escarabajo, que salen en época de lluvias, pero el catzo blanco es comestible y se cosecha únicamente a finales del mes de octubre hasta el dos de noviembre, en que se celebra el Día de los Difuntos.

En Ecuador este bocadillo se mantiene como una tradición. Cuenta la historia que nuestros indígenas, incluso antes de la llegada de los incas, consideraban este bocadillo como una comida sagrada. Sus alas se utilizaban como láminas de adornos o para aretes de las mujeres, también su presencia anunciaba la temporada de siembra y su abundancia o escasez se relacionaba con la producción agrícola del año venidero.

Existen cientos de personas que madrugan a las cinco de la mañana a potreros y lotes baldíos para capturarlos y destinarlos al consumo o venta. En la ciudad de Latacunga se puede observar su comercialización, en la avenida 5 de Junio, la plazoleta de El Salto y en las afueras del cementerio. Suele ser acompañado por una porción de tostado y ají.

Según Isabel Sánchez, suele ser buena la cosecha cuando la mañana está despejada y por la tarde llueve, además, manifestó que los catzos son comestibles únicamente hasta la mañana del 2 de noviembre, pues pasado este tiempo, las especies salen con piojos. Recalcó que para sacar a la venta el catzo, debe pasar por un proceso de preparación.

Muchas son las personas que se deleitan con esta comida. Unos por la curiosidad de conocer su sabor y otros por preservar una tradición. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − doce =